28 marzo 2019 · Por Patricia González

Big Data o la optimización de los procesos de negocio

Por Miguel Peláez, Executive Director de Clubes de Ciencia España.

Cada día se genera mayor cantidad de información, vivimos en un mundo más datificado. Hay más contenido digitalizado y mayor presencia humana en el mundo digital. Herramientas como la Inteligencia Artificial (IA) y el Cloud Computing están siendo fundamentales en este contexto. Muchos datos, IA y Cloud Computing son algunos de los ingredientes de la ecuación que define lo que llamamos Big Data.

Ahora bien, ¿cómo se está canalizando esta realidad donde los datos se explotan para generar mayor riqueza económica y social? ¿De qué modo incide positivamente a nuestra productividad en el trabajo la incorporación del Big Data a las organizaciones?

Ha surgido una nueva industria orientada a los datos, produciéndose así la creación de nuevos cargos orientados a su explotación. Dichos perfiles suelen tener, en castellano, el apellido datos: científico de datos (Data Scientist), ingeniero de datos (Data Engineer), arquitecto de datos (Data Architect) o jefe de producto de datos (Data Product Manager).

La digitalización está obligando a que los procesos de negocio estén enrutados a través de la explotación de datos. Esto es fundamental para que el valor más importante de una empresa, sus empleados, incidan de manera más eficiente en el negocio.

Pero, ¿por qué se es más productivo con el Big Data?

  1. La automatización es un factor clave. Andrew Ng (Co-fundador de Coursera) suele decir que cualquier tarea que requiera menos de unos pocos segundos de pensamiento humano se puede automatizar con Inteligencia Artificial. Esto es una regla con excepciones, pero la realidad es que los datos, acompañados de algoritmos de IA, son una poderosa herramienta para acelerar la productividad y sistematizar procesos.
  2. Las herramientas de IA te permiten realizar predicciones futuras, lo cual hace que estés mejor posicionado y preparado para elaborar estrategias con mayor reflexión y enfoque.
  3. Si tienes oportunidades de monitorización en tu empresa, las decisiones que tomes estarán más basadas en datos que en intuiciones. No puedes almacenar y tener accesible toda la información que te ha ido dando la experiencia, pero un algoritmo de Inteligencia Artificial sí. En definitiva, la visualización de estadísticas y datos agregados hará que tomes decisiones en base a referencias que todo el mundo puede analizar y llegar a similares conclusiones.
  4. Su uso sigue siendo innovador. Podríamos decir que el 80% de los negocios no utilizan datos de manera sistemática y estructurada, y el 20% restante incorpora en sus procesos de trabajo las herramientas digitales con velocidad relativa y sin exprimir todo su potencial.
  5. Te beneficiará a la hora de reducir costes. Si buscas la manera de ofrecer mejores servicios y que tu empresa progrese gracias al uso que hagan de ellos tus clientes, recuerda que la tecnología puede hacer más eficiente este proceso.
  6. Si además el tuyo es un proyecto joven, contarás con una gran ventaja. Las nuevas empresas suelen adaptarse muy rápidamente a las nuevas tecnologías, sus estructuras son más flexibles y están más preparadas para cambiar sus hábitos de trabajo.

En definitiva, el uso del Big Data genera mayor valor a los procesos de negocio y crea nuevos procesos de negocio de gran valor. Su incorporación se acabará estandarizando, incluso entre las empresas que más se resistan -llegará un momento en el que ya lo habrá hecho toda su competencia-.

Ya pasó en la Revolución Industrial con la electrificación y el siglo pasado con Internet. ¡No esperes a que sea demasiado tarde y explora todo el valor que pueden proporcionarte los datos!

28 marzo 2019