El día en que… dejemos de hablar de género

El equilibrio espontáneo de Loom House y la naturalidad de la madurez social
Por PAULA ALMANSA
/ p.almansa@loomhouse.es

Me encanta compartir experiencias o reflexiones empezando por “el día en que…”.
La de hoy está relacionada con algo que sucede en LOOM y que me ha llamado la atención.

Estoy muy acostumbrada a escuchar comentarios sobre cuestiones de género: si las cuotas son “buenas” para que haya igualdad de oportunidades, si son “malas” porque deja de ser una meritocracia y se puede llegar a cuestionar el porqué de una mujer en un puesto concreto, si la maternidad interfiere con la carrera o si potencia el valor de la persona y otras mil opiniones muchas veces contradictorias.

Espero que pronto llegue el día en que no tengamos que volver a hablar de género, no porque se haga incómodo, sino porque haya dejado de ser algo relevante. Que no exista un “día de la mujer” de la misma forma que no existe un “día de las personas con los ojos marrones”.

He observado que entre los equipos que trabajan en LOOM hay de forma natural un equilibrio y paridad no buscados sino que simplemente ha sucedido de manera espontánea. La mayoría de los proyectos han sido cofundados o son codirigidos por al menos dos personas y muchos combinan hombres y mujeres entre estos equipos de fundadores o directores.

Por ejemplo, Ashoka, que tiene dos magníficos líderes en Ana y David; o Placebo, con Mónica y Manuel, que se complementan increíblemente bien. En Trison nos encanta tratar tanto con Alberto como con Inés y, cómo no, en Newtral los hermanos Pastor, Ana y Tomás, que hacen un increíble equipo junto con Joaquín. En Welever también hay un buen equilibrio en la parte directiva entre Beatriz y Jose, Pieter y Luis. Y, por supuesto, nuestro equipo de LOOM, con nosotros, los hermanos Jose y Paula Almansa como fundadores y María de directora más Elena dirigiendo el nuevo proyecto Twisttt.

En ningún caso hemos impuesto un criterio de igualdad de género y, de hecho, en algunos equipos predominan los hombres y en otros las mujeres, porque así ha sucedido de forma natural. Lo que es maravilloso de LOOM es precisamente esa naturalidad de esperar de la misma manera un hombre o una mujer al frente de un proyecto, que un fundador tenga 25, 45 ó 60 años o que sea de cualquier nacionalidad.

Creo que una organización y una sociedad alcanzan la madurez cuando no es necesario hablar de determinados temas porque están totalmente integrados.

En LOOM el género, edad, condición social, ideología, etc son temas irrelevantes porque nos importan las personas en sí, su esencia, su creatividad, la experiencia vital de cada uno y lo que aporta a la “familia LOOM”.

Nosotros no necesitamos hablar de género. Espero que pronto nadie más lo necesite.

Paula Almansa.

/ MARZO 2018
“En LOOM el género, edad, condición social, ideología son temas irrelevantes porque nos importan las personas en sí”

“Espero que pronto llegue el día en que no tengamos que volver a hablar de género…”

“Creo que una organización y una sociedad alcanzan la madurez cuando no es necesario hablar de determinados temas porque están totalmente integrados”
PAULA es cofundadora de LOOM y profesora de Negociación en el IE. Ha creado varias start-ups y cuenta con más de 10 años de experiencia en banca de inversión. Su otra gran pasión es embarcarse en viajes (no programados), soñar y preguntarse el por qué (no) de las cosas.
Foto: Paula Almansa
Paisajes. GUATEMALA 2011
1Comment
  • Ara Martin
    Posted at 21:03h, 04 marzo Responder

    Magnífica reflexión, Paula. Ojalá llegue ese día bien pronto!

Comentar

X